LA FESTA DE LES FADRINES

LA FESTA DE LES FADRINES

– En septiembre se celebraba aquí en Beniardà la «festa de les fadrines» en honor a la Inmaculada. Esta fiesta la organizaban cuatro jóvenes del pueblo que habían sido agraciadas en un sorteo que se hacía entre todas; durante todo el año hacían alguna rifa para recaudar algún dinero pues aunque las fiestas se hacían más sencillas que ahora, también resultaba mas difícil el juntar el presupuesto que se necesitaba para traer una pequeña banda de música y otros gastos.

– Era costumbre los domingos por la tarde las cuatro mayorales, los niños y las niñas y otros jóvenes que quisieran acompañar, salir por el pueblo con un estandarte de la virgen cantando el rosario y a las puertas de las casas que lo pedían cantábamos una canción, era como una plegaria a la virgen pidiéndole algún favor, sabíamos muchas, pero la que más pedían era para los enfermos.

PLEGARIA

Salud oh señora. Salud reina mía. Salud al enfermo. Salud oh María.
Por calles y plazas pasea la Virgen visitando enfermos para que no me olviden.

Por esto nos pagaban la cantidad de 50 céntimos o una peseta, pero en todo el año algo se recogía. En la fiesta como en todas misa, baile y procesión. La banda recogía las festeras que estrenaban traje para ir a la iglesia. Los cuatro chicos que llevaban a la Virgen eran elegidos por ellas y solían ser novio, amigo o hermano.

No sé en que fecha exacta vinieron unos misioneros y estuvieron unos días haciendo charlas, ejercicios espirituales y misas. Sacaron en procesión a algunos santos y como ven en la foto a la Inmaculada quisimos llevarla las chicas que habían sido festeras. La comisión me ha pedido que recuerde esta fiesta y así lo hago.

A alguien le parecerá ridículo pero era entrañable y bonito.